Ojalá Todos los Días Fueran Domingo

Ojalá en esa hamaca donde duermo la
nostalgia de sentir la brisa mordiendo
mis mejillas
sea en domingo.
Que madrugar no sea para canjear mi
libre albedrío por los sueños que no
son míos y sí para un café.

Ojalá que todos los días sean domingo
para no tener que alimentar mi alma de
tanta porquería
y desinflar
mis días del helio podrido que me
eleva hasta el vicio de hacer lo mismo
anhelando otra vida.

Ojalá la montaña que rodea mi casa
sembrada en medio de la neblina cuando
cierro los ojos
sea en domingo
y que el fantasma que abraza mi verdad
se siente a mi lado a escribir los
versos que lleva dentro.

Ojalá que todos los días fueran
domingo en en el campo de tarde pa’
ver desde la terraza
como la noche
se duerme en mi hombro mientras le
susurro al oído, que mañana la espero,
como todos los domingos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s